AÑO 2015/2016, CARTAS Y ACTIVIDADES



(Revisión de 2 de febrero 2016)


Iremos reflejando aquí los cambios decididos en la última asamblea de socios de la Casa de Soria. Tenemos proyectado cambiar algunas pautas, entre ellas la comunicación vía internet con socios y simpatizantes.

Seguid nuestras informaciones por esta web y por Facebook, porque seguro que habrá novedades.
Actividades pendientes este mes:

febrero Domingo, 14:
13.00h: Misa en el Salón de Actos.
14.00h: Imposición de la banda a la nueva alcaldesa de la Casa de Soria Dña. María Luisa Aguilera Sastre, Alcaldesa de San Esteban de Gormaz.
14.30h: Comida. Tickets en secretaria.
18.00h: Competición de cartas.

Miércoles, 17. 19.00h: Grupo 99 de Poesía.
Tema “Poetas de la segunda mitad del siglo XX y actuales” (segunda parte).
Presentan y coordinan: Ana Riofrío y Miguel Bordejé.

Jueves, 18. 14.30h: Comida de Maestros.

VINO-CAFÉ TERTULIA
Día 16 de FEBRERO de 2016 (martes)
A las 18:30 horas en el salón de actos (1 ¼ h.)
VEN A DISFRUTAR APRENDIENDO: "CATA DE VINOS"
Importe: SOCIOS 4,00 € y NO SOCIOS 6:00 € (Incluye: ponente y vinos, y merienda con café, zumo, pastas).

2016 Programa de actividades Enero Febrero 2016. (archivo pdf)

A modo de "Felicitación de Navidad", diciembre 2015

NUMANCIA - NUESTRA CIUDAD SANTA

A la vera de la junta de los ríos Tera y Duero, queda Garray, el poblado sucesor de Numancia. Y sobre Garray y el foso del Duero, asoma erguida la meseta de Numancia. Y allí arriba, hecha cenizas y polvo, nos encontraremos a la Ciudad, solo aniquilada por el hambre. Estamos pues, en el epicentro sagrado de la Celtiberia. Numancia, amigos sorianos, es Nuestra Ciudad Santa. Es también un cadáver de Ciudad, que quiso ser libre y no la dejaron. Si para algo sirve ahora mismo el holocausto de Numancia es para despejar las ideas. Despejémonos, sorianos, al llegar al alto llano numantino. Junto a sus Monumentos conmemorativos, hemos de recordar también a las más inmediatas ciudades celtíberas: Úsama, Termes, Clunia... aniquiladas también, y al igual que Numancia, bárbaramente sometidas por Roma.

Pero fue en Numancia, donde por primera vez se concentraron los celtíberos para resistir a la Roma omnipresente, ruda, cruel y bárbara. La segunda concentración celtibérica contra Roma fue en Termes, el año 97 a. C. Y todavía hubo una tercera y última rebelión y sometimiento celtibérico el año 72 a. C. y les tocó el turno de la destrucción total a Úsama y a Clunia

Vamos pues, a visitar las ruinas numantinas, desde la Casa de Soria en Madrid, con emoción y devoción, aunque los celtíberos nos caigan un poco a trasmano y aunque todos los habitantes de la meseta soriana seamos, más que herederos de la resistencia numantina, los resultados de otros estrellamientos posteriores mucho menos dignos. Por eso hay que convenir con razón en lo que alguien muy juiciosamente dijo: “Entre Numancia, Termes, Úsama y Clunia se consumió una buena parte de la dignidad humana y del amor a la libertad y a la identidad propia”.

Lo que hoy vamos a ver, al subir hasta el cerro de Numancia, es el paisaje de una tragedia perfecta, absoluta y serena. Los campos numantinos están mustios por más que algunos quieran que nos imaginemos lo que no se puede ver. Numancia está marcada por tan perpetua desgracia que solo es bocado exquisito para arqueólogos y aprendices que la miden sin tasa, la palpan y auscultan sin pudor, como si fuera una mujer hermosa en manos de cirujanos. Por todo esto y por mucho más, a mi me gusta subir a Numancia, cuando zumba el viento, cuando cae el frío del cielo, cuando todos los elementos de la naturaleza cooperan en hacer tristes, inermes, espantosas las ruinas. Que también la Madre Naturaleza a veces ayuda a paliar aquella tremenda injusticia de los hombres romanos. En resumen, que invito a los visitantes a que suban hasta estas ruinas a reflexionar en solitario o con poca compaña, que es como mejor se piensa y se reflexiona.

Y CÓMO ERAN LOS NUMANTINOS?

Los numantinos eran exactamente igual que estos hombres y mujeres con los que ahora mismo nos podemos cruzar en cualquiera de los poblados que rodean a Numancia: el mismo Garray, Chavaler, Renieblas o Castilfrío. Sin duda alguna que los numantinos eran gente cordial y alegre y que se tomaban la vida por el lado más agradable y sobre todo estaban orgullosos de su libertad. Todavía hay algunos historiadores que presentan a nuestros numantinos como “rebeldes ante Roma”, que además se los engulló a todos. Pero no fue así y de rebeldía nada. Eran libres porque se dedicaban libremente a sus ganaderías, al cultivo de pequeñas parcelas agrarias y al artesanado: tejidos de lana y lino, curtidos, cerámica, utensilios de madera y de hierro.. Eran libres porque habían elegido su trabajo como medio de gastar con orden su energía vital y era, por lo tanto, toda su actividad consciente y alegre; y porque lo repulsivo para la naturaleza humana es el exceso de trabajo, no el trabajo mismo.

Pero llegaron los romanos y lo que les cayó encima. A partir de la caída de su Ciudad, no les quedó a los numantinos nada más que “ojos para llorar” su suerte de víctimas explotadas por un trabajo embrutecedor. Los romanos son los que trajeron la llamada “civilización industrial”, que lleva a la concentración de poder en unos pocos y conduce a la mengua descarada de la libertad individual: Fueron los romanos los que impusieron a los numantinos esclavos la fe en la importancia de la producción: producir y producir, una manía que aún perdura y que convierte a las personas en máquinas.

En concreto y para meditar más y mejor sobre las piedras quemadas: la sociedad numantina era muy trabajadora y sobria, habitaba en casas humildes, como se puede reconocer en una casa recreada. Vivían de la ganadería, que complementaban con el artesanado y la caza. A diario y tras haber dormido sobre colchones de paja, se levantaban al alba y se iban a trabajar en el campo: unos pastoreando sus ganados otros trabajando pequeñas parcelas de tierra. También andaban ocupados en talleres artesanos, situados en los propios domicilios, como eran los de la artesanía textil. En su caso también hacían de cazadores y leñadores o de recogedores de frutos y bellotas silvestres. La arqueometría ha revelado con claridad el cultivo y consumo del trigo y la cebada, así como la recolección de bellota, siendo también las leguminosas y la miel complementos importantes en la base alimenticia de los numantinos.

Con todo ello fueron excelentes ganaderos en el cultivo de ovejas y cabras, caballos, mulos, asnos y ganado vacuno, amén de eficaces apicultores. Por lo demás las materias primas obtenidas de los animales facilitaron los excelentes productos de materias textiles y cueros. El más famoso producto textil fue el sagum, una especie de saco de una pieza, que adoptaron también los romanos, como se deduce del hecho histórico de que entre Numancia y Termes suministraron a Roma, 9.000 de estas prendas, en el año 141 a. C.

En suma, era una sociedad de trabajo casi idílica, que no pagaba impuestos y que gozaba de gran libertad para cambiar de puesto de trabajo Pero todo se rompió con la llegada de Roma. Y como podrás ver, ahora mismo Numancia es un monumento tan lleno de dolor, que no puede ser descrito con palabras. Numancia ha de ser visitada casi en silencio y allá cada uno con su sensibilidad y su conciencia histórica. ¿Por qué todo esto? Hasta el punto y hora en que Scipión cerca a Numancia con 60.000 hombres, los ejércitos romanos habían sido siempre vencidos en campo abierto por una evidente superioridad militar de los numantinos y aliados; y ésta fue la suprema, la gran razón que el todopoderoso pueblo romano no podía tolerar. De ahí que hablemos también de guerra de venganza, guerra de exterminio, guerra de fuego. Scipión no se arredró ante nada y no respiró tranquilo hasta que vio arder a la ciudad por sus cuatro costados, hasta que no pisó sus ruinas humeantes y hasta que no vio abatirse sobre la misma el silencio de la muerte.

Porque Scipión no luchó contra los numantinos; simplemente los cercó, los sitió, los rindió por hambre. Es decir, su plan consistía en rodear a la ciudad por una línea fortificada y continua, apoyada en siete campamentos alzados en puntos estratégicos. Este mortal anillo solo tenía una finalidad defensiva. La batalla cuerpo a cuerpo que buscaron con ahínco los numantinos no encontró nunca respuesta entre los soldados romanos. Sabemos que los numantinos hicieron repetidos asaltos a los parapetos y cada vez por distintas secciones del cerco. Pero aquel enorme recinto de nueve kilómetros de largo y con una muralla de más de tres metros de altura fue imposible de vencer.

Lo que ocurrió en Numancia es la más humana verdad del mundo y, por lo tanto, mucho más conmovedora, más amarga y más trágica. Los romanos no lucharon ni murieron en la lucha, hubo solo cerco y rendición por hambre, y hubo, por lo mismo, supervivientes y rendidos. Con cincuenta de éstos y elegidos por el mismo Scipión, celebró su “triunfo” en Roma. . ¡¡¡Vaya triunfo el del Romano!!!

En Madrid, en la Casa de Soria, el día 18 de diciembre del año 2015.

Casa de Soria en Madrid

Post Scriptum:

Leídas estas líneas sobre Numancia por varios sorianos, tres de ellos han contestado:

La provincia que, al comienzo de la transición, podía haber comenzado a recuperarse tras los daños seculares, está en total declive desde hace treinta y tantos años; es decir, no hemos sabido gestionar nuestra decadencia y encima estamos cercados, no por Scipión Emiliano, sino por la propia Comunidad castellana. Esta palabra declive resulta incluso desagradable, sobre todo para los que gobiernan y encima resulta para algunos, un tanto confusa en su uso, pues no es un fenómeno singularmente económico, sino que también lo es cultural y político. Y casi todos los políticos sorianos no se enteran. Lo único que hacen es tirarse los trastos unos a otros, sobre “si son galgos o son podencos”; y mientras la provincia en total declive. Gracias, un abrazo.

Despejemos las ideas, sorianos. Pensemos en lo que le ocurrió a Numancia y actuemos en consecuencia, porque a la postre, Castilla o España entera van a celebrar su triunfo en Valladolid, en Madrid o en Zaragoza; y como en tiempos de Scipión, a los últimos 50 sorianos que quedemos después del cerco de la provincia, nos reconvertirán en riojanos, burgaleses o segovianos. Alguno caerá también por la barbacana hacia Aragón. Vale.

Un artículo publicado en YA, sobre el famoso asunto de la Variante Sur trazada por la ermita de S. Saturio, se titulaba así: “Soria entre dos cuentos”. En él se decía: “Nuestra provincia es la Bella Durmiente, cantada por los poetas y, a la par, es La Cenicienta, maltratada por los políticos, que se escudan tozudamente en aquello de que los sorianos somos los eternos victimistas. Pero, en realidad, somos las eternas víctimas de su desidia y palabrería”. ¡Bla, bla, bla...! Gracias

Carta a los socios para el cuarto trimestre del año 2015

Queridos socios, simpatizantes y sorianos todos:

Estamos de vuelta del verano y regresamos a la realidad de cada día que pasa, en primer lugar, para enviaros el Boletín con las actividades del primer trimestre del curso 2015-16. Cada actividad, como podéis leer, tiene su día y su quehacer.

En cuanto a los dos problemas urgentes de la Casa, tal como señalábamos el pasado 2 de mayo, el primero y referido a la Licencia de funcionamiento de esta Casa, ya se ha entregado toda la documentación al Ayuntamiento. El segundo y referente a las obras, éstas ya han comenzado, pero van a dejar para el final el aderezo de la fachada del edificio.

Pero la principal noticia del principio del curso ha sido la visita del nuevo Presidente de la Diputación don Luís Rey, el pasado día 9 de septiembre. Al encontrarme yo ese día hospitalizado, acudieron a recibirle cinco miembros de la Junta Directiva, quienes me comunicaron su total empatía con el Presidente. Éste comunicó a la Junta la intención de proyectar desde la Diputación y definitivamente a la Casa de Soria en Madrid como agente o embajada de la provincia en el orden turístico y cultural. Ese ha sido siempre nuestro mayor deseo, y seguro que esta vez va de verdad para salir de la atonía.

Comenzaremos también el curso con una nueva oferta que nuestro restaurante hace a los socios, de un menú del día por solo 6 euros. Será valedero solo de lunes a viernes de 13.00 horas en adelante. A tales efectos en el Comedor de socios se ha instalado el mobiliario correspondiente.

Y concluyo señalando, por una parte, que el año 2016 habrá elecciones pues la actual Junta cumplirá cuatro años de ejercicio el 28 de febrero próximo. Y por otra parte, que el año 2016 la Casa de Soria en Madrid cumplirá los primeros 40 años de su existencia. El día 2 de noviembre de 1976 firman los Estatutos don Leonardo Crespo de Mingo, como Secretario, y don Modesto Muñoz Aparicio, como Primer Presidente, junto a otros quince sorianos más.

Volved a vuestra Casa, os esperamos y seréis bienvenidos. Abrazos.

En Madrid, en la Casa de Soria, el 10 de octubre del 2015.

Por la Junta Directiva, el Presidente: Josemaría Aceña.

Descargar, haciendo click aquí, el programa del cuarto trimestre 2015 en pdf


Restaurante Variopintos


Carta a los socios para el mes de mayo y junio del año 2015

Queridos socios y simpatizantes de la Casa de Soria:

Hay dos problemas urgentes en la Casa en este momento: el primero, ya conocido, se refiere a la solicitud de Licencia de funcionamiento de esta Casa formalizado en el lejano 17 de mayo del año 1991 y denegado por el Ayuntamiento de Madrid, en su día. En estos momentos y después de tantos años, estamos a punto de terminar “el papeleo” para iniciar el nuevo proceso de solicitud. Ello requiere, tiempo y esfuerzo, que lo lleva la tesorera. De dinero ya hablaremos.

El segundo se refiere a las obras que, a requerimiento del Ayuntamiento, se van a iniciar en la fachada del edificio núm. 5 de la Carrera de San Jerónimo, donde radica nuestra sede. Dentro de pocos días se van a instalar andamios en toda la fachada del edificio, de la que se van a quitar toda serie de elementos que la afean. Las obras importan en total 86.000 euros y corresponden 12.000 euros a cada planta, en números redondos; es decir, un poco menos de la cantidad que este año han aportado los socios que habéis pagado la cuota: 290 en total. Ya se han puesto al cobro las dos primeras mensualidades a razón de 969,65 euros. No digo más, al buen entendedor, pocas palabras le bastan y procederemos en consecuencia.

Por otro lado y aparte de estos “Problemillas”, el Encuentro que todos los veranos celebramos las nueve Casas de Soria de España, va a tener lugar en Molinos de Duero y creo que será el segundo sábado de agosto.

También el pasado martes, día 21 de abril, la Casa de Cantabría nos convocó a todos la Casas regionales de Madrid al objeto de estudiar urgentemente: “El presente y el futuro de todas las Casas abiertas en Madrid”. Todo el mundo vio negro el futuro, si no nos remodelamos de raíz y procedemos en consecuencia. ¿Cómo?, Está por ver.

Y sin más, atentamente, desde la Casa de Soria en Madrid a 2 de mayo del 2015, Fiesta de la Comunidad de Madrid.

En nombre de la Junta Directiva, el Presidente.

MANIFIESTO

El 23 de abril fue presentado en la Casa de Soria en Madrid un Manifiesto para llamar la atención sobre lo que se percibe desde la capital como una situación agónica de la provincia. Lo ha preparado su presidente, el profesor Jose María Aceña Palomar, quien en todo momento llama a la colaboración y presencia de todos los sorianos en este céntrico lugar al que todos deben considerar como su propia casa, pues de todos es propiedad.
*********************************************
Manifiesto por la repoblación demográfica de nuestra provincia de Soria

¡SORIANOS TODOS!

Es tal la degradación demográfica de nuestra provincia de Soria que ha llegado el momento de alzar la voz. No queda otra salida que invitar a todos los sorianos, a las gentes que aman nuestra tierra y a los que tengan sentido de la equidad a que se unan a nosotros para evitar, si es que aún estamos a tiempo, la muerte de Soria y su desmembración. Ese es el propósito de este Manifiesto que difunde la Casa de Soria en Madrid el día 23 de Abril de 2015, Día de la Comunidad de Castilla y León y aniversario de los Comuneros, que coincide con el día de la muerte de Cervantes. Tres días antes de morir, el autor del “Quijote” y de “Persiles y Segismunda” escribió la siguiente dedicatoria al Conde de Lemos, su patrocinador: “Puesto ya el pie en el estribo, con las ansias de la muerte, gran señor, ésta te escribo. Ayer me dieron la extremaunción y hoy escribo ésta. El tiempo es breve, las ansias crecen, las esperanzas menguan, y con todo esto, llevo la vida sobre el deseo que tengo de vivir”. Aplicamos esta singular y patética dedicatoria a la agonía de Soria, cuando el tiempo es breve, las ansias crecen y las esperanzas menguan. La destinamos en primer lugar a los políticos españoles con responsabilidsad de gobierno, sea cual sea su partido, pero sobre todo a los nacidos en nuestra tierra, y a los que aspiran ahora a instalarse en las próximas elecciones en puestos de poder. Ponemos a este Manifiesto sello de urgencia y lo remitimos, convencidos de que cumplimos con nuestro deber cívico, a Valladolid, a Madrid y a Bruselas. En sus manos está nuestra suerte o la culminación de nuestra desgracia.

Estos son los antecedentes, para que nadie se llame a engaño. Porque, cuando no se conoce la historia, hay grandes posibilidades de que se repita. Por eso creemos que el que avisa no es traidor. Estos son los hechos históricos: Corría el año 1883 cuando la provincia de Soria fue desmembrada por tres de sus cuatro costados. El Gobierno de la época, de la mano de Javier de Burgos, sin razón alguna, para crear la novísima provincia de Logroño, rebanó a Soria por el norte casi 2.000 kilómetros cuadrados: los Cameros, región ganadera, patria de la Mesta y de las merinas trashumantes, y las ricas huertas de Aguilar del Rio Alhama, Cervera, Calahorra y Alfaro. Por el sur le dio a Guadalajara la mitad de las tierras del Ducado de Medinaceli y todo el enclave de Atienza: otros 2.000 kilómetros cuadrados. Y por el oeste entregó a Burgos hasta el monasterio de la Vid, recreación y regalo de los obispos de Osma a la Orden Premonstratense. Eso es lo que pasó. Han pasado 180 años y, si los sorianos no lo remediamos, nos van a desmembrar otra vez y de forma total y definitiva.

Los datos de la progresiva despoblación de la provincia son apabullantes. No sólo hay cada vez más pueblos pequeños muertos o semidespoblados, sino que, según el censo del último año, disminuyen también los vecinos en Soria capital y en las cabeceras de comarca. En toda la ancha y variada extensión de la provincia, 10.318 kilómetros cuadrados, quedan poco más de 88.000 habitantes censados, bastante menos que el pueblo madrileño de Las Rozas. He aquí los fríos datos, que se nos antojan inapelables: Con la excepción de Golmayo, aliviadero de la capital, y Ólvega, donde hay un foco industrial, y ésta por muy poco, todas las localidades sorianas han tenido el último año un severo descenso vegetativo. Quiero decir, que se mueren más que los que nacen. Ésta es la lista negra: En Ágreda nacieron 18 y murieron 34; en Almazán hubo 43 nacimientos y 63 defunciones; en Arcos de Jalón nacieron 10 y fallecieron 33; en Berlanga, 5 bautizos y 22 funerales; en El Burgo de Osma, patria de Dionisio Ridruejo y de Juan José Lucas, 45 nacimientos frente a 63 muertos; en Covaleda nacieron sólo 3 niños y murieron 19 personas, los mismos muertos que en Duruelo donde nacieron 7 niños. En Langa, la relación nacimientos-muertos es de 5 a 6; en Medinaceli, 5 a 17; en San Leonardo, 6 a 13; en San Pedro Manrique, 2 a 13; en Vinuesa, 6 a 13, y en San Esteban de Gormaz, la estadística más sangrante, nacieron 9 personas y murieron 48. Los pocos curas que quedan, la mayoría mayores, van de funeral en funeral. La muerte se enseñorea de Soria. Ante este panorama demográfico, estamos abocados a la despoblación y, con el tiempo, a la segunda y más que segura desmembración provincial. Las Tierras Altas, cuyas aguas -el Alhama, el Linares, el Cidacos...- van al Ebro, se incorporarían a la Rioja; Aragón se quedaría con la Tierra Ancha de Agreda y la comarca del Jalón, y el resto, parte a Burgos, parte a Segovia y parte a Guadalajara. El reparto sería fácil si no hay resistencia. De ahí el angustioso llamamiento a todos los sorianos en esta hora decisiva. Sólo nos queda la repoblación, si queremos seguir siendo provincia de Soria. Hoy la provincia se ha convertido en un desierto demográfico.

Es la hora, pues, de la resistencia. Es la hora de unir fuerzas, de pedir ayuda y de exigir nuestros derechos históricos, con mucha más razón que otras comunidades prósperas y superpobladas. Nos avala el ejemplo y el sacrificio de nuestros antepasados. Nos estimula el ejemplo de los comuneros y de los numantinos, nuestros ancestros. Si hay que morir, muramos con dignidad. Sobra la sumisa resignación. Alguien tiene que responder de este desbarajuste y de tanta iniquidad acumulada. Hablamos del mayor desierto demográfico de la Unión Europea. Urge un plan integral, que incluya comunicaciones, estímulos fiscales, etcétera, con apoyo del Estado y de Bruselas para que una de las provincias españolas más cargada de historia y de cultura, que fue cabeza de la Mesta y de la Celtiberia, recupere el pulso. Exigimos ese plan integral ya. ¡Sorianos, Soria se muere! Por respeto a nuestros antepasados y por amor a las nuevas generaciones, tenemos el deber moral de evitarlo. Este Manifiesto, difundido por la Casa de Soria en Madrid, quiere ser un grito pacífico de socorro. Aunque las esperanzas menguan, tenemos deseos de vivir.

En Madrid, en la Casa de Soria, a las 19,00 horas del día 23 de abril del año 2015.

Por la Junta Directiva de la Casa: El Presidente

Este acto de presentación fue seguido por un grupo de unas 40 personas, formado mayormente por profesores de universidad y de instituto, maestros, periodistas, ingenieros y personas de alto nivel cultural; prácticamente todos jubilados. Alguna intervención no estaba de acuerdo con ciertos puntos del manifiesto, en cuanto a la táctica a seguir, pues se recordaron los repetidos intentos desde otros ámbitos, por ejemplo SoriaYa o el proyecto PAES para reivindicar soluciones a la situación de la provincia que no han logrado hasta ahora cambiar el rumbo.

Se intentará hacer llegar estas inquietudes para que las recojan los representantes políticos sorianos, llamar a iniciativas empresariales y difundirlas por los periódicos y medios de comunicación nacionales.

Puesto que hay comarcas en otras provincias en situación parecida, se considera positivo hacer llamadas al gobierno de la nación y a las instituciones europeas para que se apliquen aquí medidas que han sido tomadas en otros países, por ejemplo los países nórdicos europeos, e incluso las zonas desérticas de Australia. Esas medidas consistirían en beneficios fiscales y otras ayudas para personas o empresas que se establecieran en estas provincias.

No podemos esperar los 60 años que tardó en construirse el túnel de Piqueras desde que se diseñó, ni los quinquenios que se ha dilatado la construcción de una autovía hasta la capital.

Finalmente se apuntó como muy sensato pedir una actuación especial para la provincia de Soria en plan piloto, de cuyo resultado se podría luego transpasar la experiencia a otras provincias. Para ello contamos con la ventaja de que Soria es una provincia vista con simpatía desde todas partes.



CARTA DEL PRESIDENTE

Queridos socios: Ya han pasado tres largos años desde que elegisteis a un grupo de socios, por mí encabezados, para llevar las riendas de esta Casa. Por lo tanto a partir del 1 de octubre, comenzaremos a preparar las elecciones para que un nuevo equipo se encargue de dirigir sus destinos, una vez cumplidos nuestros cuatro años. Nos presentamos no para enredar ni destruir, sino para construir y hacer más viva la presencia de los sorianos en la capital de España y rentabilizar socialmente el espacio que ocupamos. Lo que hemos hecho hasta ahora y lo que hagamos hasta las elecciones, ahí está y no seré yo el que haga el sumario de las actividades que se han hecho mejor o peor, o se hayan dejado de hacer.

De lo que sí quiero haceros partícipes es de las enormes ayudas que hemos tenido por parte de algunos socios, a quien esta Junta no solo se lo agradece, sino que no lo olvidará nunca. Por el contrario, no podemos olvidar la “depredación”, ved que lo pongo entre comillas, de que hemos sido objeto por parte de algunos y con respecto a la Casa. Lo cierto es que estamos insatisfechos con lo que hemos realizado, de la misma la misma manera que la propia insatisfacción de lo que se hacía en la Casa en enero del 2012, nos llevó a presentarnos a la elección. ¡Bendita insatisfacción!

Añado, que estamos empezando a recrear de “nuevas” a esta Casa. A tal fin el pasado martes, día 24 de febrero, nos entrevistamos la Tesorera y yo con el Concejal de Centro Sr. Erguido.

Parece ser que nuestra solicitud de instalación en esta Casa, formalizada ante el Ayuntamiento de Madrid el día 17/05/1991, no estaba bien conformada. Y a darle la forma definitiva nos aprestamos desde esa misma fecha del 24/02/2015, con las indicaciones del Sr. Concejal de Centro. Los años transcurridos no valen.

Adelantándome al día 23 de abril, Fiesta de nuestra Comunidad y día de la derrota de los Comuneros, os comunico que ese día y en un acto solemne, lanzaremos desde la Casa un Manifiesto sobre la DESPOBLACIÓN DE NUESTRA PROVINCIA, tema que nos preocupa y ocupa y que además tendrá sus puntos de originalidad.

Y finalmente os diré que la Casa ha editado el Primer Cuaderno turístico sobre nuestra querida provincia. En él decimos que “los Sorianos de Madrid tenemos ciertas obligaciones y de alguna manera tratamos de cumplirlas en esta Casa de Soria en Madrid, dando a la publicidad estas PRIMERAS 25 HOJAS, desde Madrid a... El Burgo de Osma, San Esteban de Gormaz, Calatañazor, Almazán, Ágreda, Montenegro de Cameros, Las Tierras Altas de Yangüas, El Valle de la Mantequilla, Oncala, Santa María de Huerta, la propia Ciudad de Soria y Medinaceli; más la subida hasta la Laguna Negra y a la Villa de Caracena, pasando, en este caso, por Tiermes, San Baudelio por Berlanga, El Castillo de Gormaz, Corpes y Castillejo de Robledo, Molinos de Duero y Abejar junto a Bocigas y Langa de Duero.

Viajamos también con el número 20, hasta las Tierras Altas de San Pedro Manrique de las manos de Dionisio Ridruejo, Avelino Hernández y Abel Hernández: un extraordinario cartel, que gustará al lector ávido de conocer estas Tierras Altas. Y finalizamos por ahora, con los números 21 y 22, dedicados al Campo de Gómara y a los pueblos casi gemelos de Almarza y San Andrés, mientras el 23, está dedicado a los dos poblados siameses de El Royo y Derroñadas, que tienen el honor de tener como socios de la Casa de Soria a nada más y nada menos que a 11 personas.

Finalmente el núm. 24 va dedicado a cantar las glorias de nuestra sin par Numancia y el 25 celebra las excelencias de nuestro mejor y excelso vino de la Ribera del Duero, personificado en las Bodegas de Atauta. (Los socios pueden hacerse con el Cuaderno por el precio simbólico de tan solo 1 euro). No socios, 10 euros.

Y sin más, atentamente, desde la Casa de Soria en Madrid a 2 de marzo del 2015-

En nombre de la Junta Directiva, el Presidente.

Descargar el número 9 de la Numantrina (SoriaYa) 13 MB